MIRANDO PUNTOS DE VISTA Headline Animator

domingo, 28 de agosto de 2016

Zavala: El continuismo le ganó a las buenas intenciones

Por Humberto Campodonico



El primer gabinete obtuvo, por inédito margen, la confianza del Congreso. Está bien, pues recién comienza. Los ejes centrales del campo social fueron: la lucha contra la corrupción, la seguridad ciudadana y la “revolución social” en educación, salud, agua potable y sustantiva reducción de la pobreza. También ha sido importante el “Crecimiento Verde” para cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

Hubo dos temas clave: la defensa irrestricta de los derechos de la mujer para alcanzar una sociedad de iguales. Y la promesa de una pensión universal digna para el 100% de peruanos, por primera vez en la historia. Esto supera Pensión 65 y supone que la Comisión propuesta haga una reforma integral de la ONP y las AFPs.

A principios de Humala, hubo fuertes conflictos sociales en Conga y Tía María, donde la población expresó su rechazo a las inversiones, en defensa de su territorio y del medio ambiente. Ahora, el gobierno enfrenta conflictos con el petróleo y gas. Pero esta vez los ejes son la apropiación de las rentas (exportación a México), diversificación productiva (petroquímica) y masificación de su consumo.

En una palabra, aquí hay encadenamientos productivos “hacia adelante” que benefician a la población. Y solo se consiguen ejerciendo la soberanía del Estado. El gobierno no debiera “arrastrar” los pies en estos temas (solo planteó la renegociación con México cuando la oposición se lo exigió; no hubo mención al Gasoducto Sur Peruano ni a la masificación del gas), sobre todo porque tiene un gran techo de vidrio y varias bancadas exigiendo, ya, su discusión.

El gobierno recibe una mala situación económica. El crecimiento de la actividad no primaria y del empleo (todo lo que no es minería y petróleo) está virtualmente parado. Hay un gran déficit de la cuenta corriente y un déficit fiscal mucho mayor al esperado: 3.2% del PBI.

El Premier ha dicho que el PBI crecerá al 5% anual, generando 3 millones de empleos formales. No vemos cómo. Tal como ha señalado Oscar Dancourt, citando al BCR, en el periodo 2004-15 (de gran crecimiento por los altos precios de las materias primas) se crearon 2.8 millones de empleos, de los cuales 2 millones fueron formales y 800,000 informales (1).

¿Cómo podrían crearse 3 millones de empleos formales, en la mitad de tiempo y con un crecimiento bastante menor? ¿Cómo se reduce la informalidad sin un gran aumento de los empleos formales? No están mal algunas de las medidas planteadas, pero está demostrado también que el 80% de los empleos formales se creó en empresas de 50 y más trabajadores (2).

Por tanto, la diversificación productiva debiera ser eje central de política. Pero en el mensaje aparece relegada y está como una palanca más de impulso a las exportaciones no tradicionales basada en “oportunidades de mercado”. No hay mención a la petroquímica ni a la transformación industrial de los fosfatos de Bayóvar en fertilizantes para la agricultura. ¿Quizá porque eso implica alguna intervención del Estado, ajena a Bruno Giuffra?

Para crecer al 5% se necesitan importantes impulsos fiscales y monetarios. Pero se propone elevar la inversión pública en solo 0.4% del PBI: desde el 5.8% al 6.2% del PBI del 2015 al 2017. Y quizá ni se llegue a ello porque no se revierte la rebaja del impuesto a la renta de Segura, que sigue costando 0.8% del PBI por año. Y no alcanza con “destrabar” inversiones, como ya se ha dicho (3).

No sabemos si se rebajará el IGV a 17% y si habrá otras rebajas. Pareciera que sí, porque el Premier dijo que “la meta general es reducir los impuestos”, lo que es contradictorio con esta otra afirmación: “la presión tributaria aumentará del actual 14.7% hasta el 17% del PBI”. ¡Qué cosas¡

La llave del impulso monetario es la rebaja de la tasa de interés para incentivar las inversiones y el consumo. Pero el BCR de Julio Velarde la ha subido. Y ese es también el talante de los nuevos miembros de su Directorio.

Hubiera sido clave que el “dream team” tecnocrático nos diga algo acerca de una mayor competencia en los mercados (de los más concentrados de América Latina), lo que reduce los precios a los consumidores y es requisito para entrar a la OCDE. Tampoco se habló de potenciar a Indecopi ni del control previo de las fusiones y adquisiciones de empresas. ¿De raza le viene a los galgos no hablar de esos temas?

Para terminar, si bien muchas de los planteamientos sociales son compartidos por todos los sectores políticos, estamos frente a un claro continuismo del modelo y las políticas de los últimos 25 años, en un periodo de estancamiento económico internacional y bajos precios de las materias primas. Difícilmente podría haber sido de otra manera, dado el origen de este gobierno. Y los resultados serán los ya conocidos.


(1) Ver página 65: http://www.bcrp.gob.pe/docs/Publicaciones/Reporte-Inflacion/2016/junio/reporte-de-inflacion-junio-2016.pdf

(2) Julio Gamero, “El empleo en informalidad: desmitificando mitos”, en Perú Hoy. Julio 2016, www.desco.org.pe

(3) http://larepublica.pe/impresa/opinion/786482-para-crecer-destrabar-no-basta


Publicado el 22 de Agosto de 2016

FUENTE : Cristal de Mira

Fallo Diarios Chicha: Luz Verde para corruptos

Por Claudia Cisneros *



El fallo de la Sala Villa Stein es una traición al país, una traición absoluta al espíritu de las leyes y una estrategia legal aparentemente armada que le da a decenas, sino a cientos de corruptos, la herramienta legal perfecta para anular sus sentencias y procesos.
 Todos los abogados del Perú saben que cuando el Código Penal dice a la letra que en el caso de delitos por corrupción es aquel “funcionario que” comete peculado, asociación ilícita, malversación, cohecho- es obvio que el funcionario solito no comete los actos de corrupción, siempre hay al menos dos: corrupto y corruptor. Y todo abogado de este país sabe bien –como explica Ronald Gamarra– que desde el 2001 cuando se inició la limpieza de corruptos del aparato estatal fujimorista, se hizo una interpretación de la ley para que no solo el funcionario corrupto pudiera ser condenado por sus robos al país, sino que cualquier persona –aunque no fuese funcionario público– que hubiese sido parte del acto corrupto, también pudiera ser castigada. Así se procesó a los Crousillat, Wolfenson, está acusado Schutz y muchos otros corruptos que no eran en el momento del acto de corrupción funcionarios, pero que fueron corruptores o corrompidos por un funcionario público.
Esta interpretación no es arbitraria ni tramposa, así funciona el derecho y las normas que pueden y deben ser interpretadas a la luz de los contextos cambiantes y del espíritu de la ley. El fallo de la Sala Villa Stein también es una interpretación de la norma, solo que en el caso de los diarios chicha es una interpretación que no favorece al combate contra los corruptos, y al contrario, los beneficia. El fallo de la Sala Villa Stein se ha traído abajo 15 años de jurisprudencia de nuestro derecho penal. ¿Y por qué importa la jurisprudencia? Porque la jurisprudencia son los fallos que sientan un precedente sobre cómo interpretar la ley, y esos precedentes se convierten en guía para subsiguientes fallos y jueces porque se entiende que es una interpretación de la ley que beneficia al país y a la institucionalidad del Poder Judicial.
 Pero el fallo de la Sala Villa Stein ha usado todos los recursos que el derecho ofrece para revertir esta jurisprudencia que combate a los corruptos y corruptores. Ha aplicado la ley bajo la interpretación de que el Código Penal solo sanciona la condena del funcionario público que ha transgredido el supuesto de hecho de la norma. Pero peor aún, no solo los no-funcionarios públicos pueden desde mañana pedir anulaciones y salir libres de toda condena, sino también todos los funcionarios procesados y condenados por corrupción que no manejaban directamente los dineros que usaron para corromper. Es decir, solo el cajero del dinero, el administrador formal. Así se salvan hasta el propio Fujimori o cualquier otro funcionario que regale dinero para objetivos corruptos, firme resoluciones que desvíen dinero de los ministerios para fines corruptos (diarios chicha) o entreguen fajos de dinero a dueños de canales corruptos, etc.
El fallo de la Sala Villa Stein le dice a los corruptos que no eran funcionarios: Shutz, Crousillats, Vera, Wolfenson, entre otros, que no debieron ser condenados o juzgados por delitos de corrupción porque ellos no eran funcionarios. Mañana (o en 6 meses para no hacer tanto roche), todos los condenados o procesados pedirán la anulación de sus juicios y condenas y se les podrá otorgar. ¿Por qué? Porque el fallo de la Sala Villa Stein ha creado las condiciones jurídicas para cuestionar este tipo de resoluciones. Porque usando las herramientas legales produce una paradójica injusticia en la que el funcionario corrupto es el único juzgado por corrupción, mientras los corruptores o cómplices se salvan.
 Hasta el propio Montesinos podría pedir que se le anulen las condenas al no haber sido él el guardián directo de los dineros. ¿Por qué? Porque lo que ha fallado la Sala Villa Stein (http://goo.gl/DkP4zY) se lo permite. Y ya está pasando: el propio Fujimori pretende ahora usar ese nefasto fallo de los diarios chicha para cuestionar su condena por los 15 millones de dólares que nos robó para pagar su “CTS” mordaza a Montesinos (http://goo.gl/8dMslS), aduciendo que él no era el guardián de ese dinero.
Abramos los ojos, ya. Esto no es un fallo aislado. Parece ser parte de una estrategia bien pensada, armada y ejecutada que se tira abajo 15 años de combate contra la gran corrupción (http://goo.gl/4jfQcW) y que asegura impunidad para quienes nos roben. Los corruptos se están burlando en nuestras caras, y la democracia y el derecho no debiera ser ultrajada de esta manera. Eso es una traición inadmisible.


Claudia Cisneros es periodista peruana, columnista diario La Republica.

Fuente: La Republica.

Zavala, pasado y futuro

Por Pedro Francke *









El premier Zavala, tras su presentación en el Congreso, cedió ante el chantaje fujimorista y, sin querer queriendo, le dio la razón al Frente Amplio.
Los congresistas del Frente Amplio plantearon las razones para su oposición, criticando el continuismo que representa PPK en relación a la política económica neoliberal y la Constitución de 1993, así como la necesidad de frenar los lobbies y defender los derechos de los trabajadores.
Los congresistas fujimoristas, incapaces de tener propuestas de gobierno o de presentar visiones alternativas de país, se concentraron en el pasado. Su objetivo: hacer que la gente se olvide los crímenes de Alberto Fujimori. La forma: exigir disculpas por haberlos llamado mafiosos y presionar para que el nuevo gobierno ataque al anterior, buscando así que sus propios crímenes pasen piola.
El gabinete cedió. El ministro Basombrío pidió disculpas por haberlos llamado mafiosos, diciendo que no todos lo eran. Faltó recordar, sin embargo, que uno de los presentes era el hermano de Joaquín Ramírez, quien era secretario general de la K y es investigado por narcotráfico; Osías Ramírez es congresista naranja y tiene también oscuros vínculos y mucha riqueza de dudoso origen. Ni se habló tampoco de cómo el Poder Judicial bajo influencia del fujimorista Villa Stein, por hacerle un favor indebido a Alberto Fujimori, pone en riesgo toda la lucha anti-corrupción.
Acabó ahí el debate. La presidenta fujimorista del Congreso, Luz Salgado, decidió que bastaba con que les hayan dado el gusto a ellos. Ni siquiera permitió que las demás bancadas sustentaran su voto.
Zavala, bajo presión, ha señalado algunos problemas del gobierno anterior. Fue allí cuando terminó dándole la razón al Frente Amplio. Porque lo que nunca criticó fue la política neoliberal, las granjerías a las mineras y petroleras, la absoluta falta de reformas tributarias para lograr mayor igualdad, los intentos de quitarles derechos a los trabajadores con la ley pulpín, la defensa cerrada de las AFPs, que hizo el gobierno anterior.
Queda claro que en este tema, el de la política económica, lo que hay es continuismo. Que se piensa seguir con el mismo modelo económico que Alberto Fujimori impuso y luego aseguró con la ilegítima Constitución de 1993. El mismo modelo que luego profundizó Alan García y que mantuvo Ollanta Humala, traicionando sus promesas electorales. Pero este asunto central, esta crítica fundamental al gobierno anterior, no la hizo Zavala. Está claro por qué: porque comparten la misma política, de sueldos y salarios bajos, poco empleo, gasto social limitado, permisividad frente a los monopolios, entrega a las trasnacionales, inequidad.
La presentación del gabinete nos ratifica en que hay que seguir en la lucha por un cambio económico y social: 24 y 25 de setiembre, Congreso del Frente Amplio.


Pedro Francke es director de bajo la lupa.

Fuente : Diario Uno.

Omisiones clave

Por German Alarco


La presentación del Presidente del Consejo de Ministros de la semana pasada tuvo varias omisiones importantes. Llamó también la atención por su reducido énfasis en concretar las tres palabras clave mencionadas por PPK al inicio de su discurso de 28 de julio: igualdad, equidad y fraternidad. Hubo algo relativo a la igualdad, muy poco a la equidad y nada a la fraternidad. Asimismo, ignoró el tema de la reforma de la estructura del Estado, en particular del Poder Ejecutivo; circunscribió el tema de lo financiero a la constitución de una comisión de expertos para proponer alternativas con relación a los sistemas de pensiones; la mención a la diversificación productiva y la ciencia, tecnología e innovación fueron totalmente marginales, entre otros elementos.
Es correcto acercar el Estado al ciudadano, pero una gestión eficaz y eficiente requiere de una maquinaria integrada y articulada que responda a objetivos. La integración de la función de formalización al Consejo Nacional de Competitividad o la mejora del programa Servir son propuestas insignificantes respecto a la magnitud de los cambios que deberían realizarse. De partida el planeamiento estratégico no existe. Sin este no hay rumbo y dirección clara. La hipertrofia del MEF resta importancia a los otros sectores administrativos. Estos sectores administrativos reflejan estructuras e inercias del pasado que deben ser reorientados de acuerdo a los nuevos retos. Se han creado a partir de los ministerios numerosas islas autónomas o semiautónomas que trasladan, dispersan y multiplican esfuerzos y recursos; que complejizan la toma e implantación de decisiones.
En el discurso inaugural de PPK se habló de la creación del programa Tu Empresa para permitir el acceso al crédito formal a menores costos financieros. Ahora no hay mención alguna a este; soslayando que la diferencia entre las tasas de interés activas y pasivas (spread bancario) del Perú es históricamente de las más altas de América Latina solo superadas por el Brasil y compitiendo con el Paraguay. En el discurso también se olvidó presentar mayores detalles de los programas de desarrollo productivo con impactos locales orientados hacia la economía rural.
La extrema desigualdad no importaría a este gobierno. No hay preocupación alguna por la excesiva concentración en los diversos mercados, de la propiedad de la tierra o de las prácticas que limitan la libre competencia que requerían fortalecer Indecopi. Tampoco les interesa el poder de compra de los ingresos de los trabajadores. Por último, de la estrategia de diversificación productiva quedó muy poco. Ahora se trataría de un nuevo programa para la diferenciación de la oferta exportable (¿?). En lugar de avanzar mejorando lo que teníamos, estamos retrocediendo.

German Alarco es profesor de la Universidad del Pacifico.

Fuente: Diario Uno